Materiales y recursos educativos

Cómo y Por qué sacar el máximo partido al parque (con trucos)

El parque es ese lugar tan temido e incluso odiado en algunas ocasiones para los padres y madres. Una jungla, dónde encontramos peligros (¡cuidado con el tobogán!) luchas de poder (entre los iguales y con los padres, desde el cubo del arenero a los 5 minutos más) tentaciones (¡gusanitoooos!)

trucos parquePero también es ese lugar donde los niños pueden aprender muchas cosas, como por ejemplo:

[ox_list type=”ox_list_simple”]
  • a convertir un tobogán en un castillo e imaginar cientos de historias,
  • a hacer equilibrios sobre un bordillo
  • a ser tolerante
  • a compartir o a dejar claro que sus cosas son suyas y no tiene por qué prestarlas
  • a regularse de forma apropiadísima, por ejemplo en el columpio
  • a relacionarse con multitud de niños de edades y procedencias diversas
  • a ensuciarse y volverse a limpiar
  • a trepar, escalar, correr, en un entorno seguro
  • a imitar a los demás
  • a empatizar
  • a disfrutar de la naturaleza (depende del parque, está claro) Sobre esto, os recomiendo seguir el blog Tierra en las manos, y concretamente este post acerca de los parques de caucho.
[/ox_list] [slogan h1=”Personalmente me aburro mucho, pero el día que me esfuerzo por realizar una observación atenta de lo que hacen los peques, me doy cuenta de todas las habilidades que desarrollan con ese “simple” juego de niños”][/slogan]

trucos parque

Si vuestros peques tienen dificultades para socializar o los otros niños no los incluyen en sus juegos, aquí tenéis algunos trucos para ser los reyes del parque:

[ox_list type=”ox_list_simple”]
  • Llevar algún juguete atrayente y participativo como las pompas de jabón. No hay día que no las lleve que no me junte con 10 niños a mi alrededor.
  • Empezar una actividad chula con los niños: dibujar en el suelo con tizas, recoger piñas y hojas, hacer carreras…
  • Llevar algo de merienda para compartir (sana si puede ser)
  • Usar el sistema de comunicación que utilice el niño delante de los demás, y animarles a usarlo ellos también.
  • Aquí os dejo una propuesta que hice para un niño concreto, planteando una intervención con su educador en el contexto del parque. En total sería dividir el tiempo en 4 partes: juego estructurado, juego físico, juego simbólico y juego libre. Dependiendo de cómo funcione podemos hacer sesiones muy cortitas o dejar que sean más largas.
    • Preparar alguna actividad o juego que domine y sea un poco estructurado para que no se pierda demasiado
    • Reforzar mucho la conducta del niño y ser muy dinámico con los otros niños (hacerles gracias, conectar con ellos)
    • Darle los apoyos a él para que hable, proponga, juegue… Por ejemplo; si nos preguntan cómo se llama, le daremos apoyo para que responda él, si queremos proponer una actividad  intentaremos que la explique él sólo con los modelos y apoyos necesarios…
    • Dejar un espacio para que se relacionen libremente y observar cómo son las interacciones y dónde están los déficits. De esta manera podemos tenerlos en cuenta en el futuro y reforzar esas habilidades.
    • LLevar algún material de juego simbólico/funcional, en principio el preferido del niño, más adelante podemos ir flexibilizando.
  • Y por supuesto tener a mano y usar mucho mucho el libro Patios y parques dinámicos de Gey Lagar, todo un ejemplo de trabajo por la inclusión y el respeto a la diversidad.
[/ox_list]

¿Nos cuentas tus trucos para el parque?

Share this article
Shareable URL
Prev Post

¿Cita a solas con tu hijo? 10 planes geniales

Next Post

#HoyLeemos: Sobre los miedos

Read next

Normas con apoyo visual

Los cambios son a veces complicados, todos lo sabemos. Cuando se junta el calor, con modificaciones en el…