Contratar el reforzador, el quid de la cuestión.

Lorena Fajardo Muries

Como sabéis todxs los equipos de Aprenent trabajamos siempre con reforzamiento positivo, bien a través de economías de fichas o bien a través de premios inmediatos; variando además éstos en función de las características del niño, el momento de la sesión, el tipo de programa que estamos trabajando y un largo etc de cuestiones que han de tenerse en cuenta y que hemos ido comentando en algunas entradas; como la contingencia del reforzador, ideas de reforzadores

Sin embargo algo de lo que no hemos hablado aún en este blog y que es fundamental para conseguir efectividad en el reforzador es la contratación del mismo. ¿Y eso que es? Pues ahora os lo explico…

La forma en que muestras el reforzador es básica para que éste sea realmente atrayente, ¿tu irías a ver una peli al cine si ya sabes el final y además te han hecho un test antes para ver que sabes sobre ella? ¿No verdad?

Pues eso es lo que nos pasa a veces, que preguntamos mil veces si le gusta, si quiere jugar, que se le ocurre que podemos hacer… y se nos olvida venderlo como la mejor actividad del mundo, que es lo que el niño debe sentir para que sea realmente efectivo.  Por eso, porque la contratacion es uno de los hadicaps de nuestro trabajo queremos explicar algunas ideas para que sea más sencillo.

Antes de ponernos a trabajar (a realizar demandas) hemos de tener un reforzador potente y estar seguros de que el niño lo quiere, en ese momento.  La presentación del reforzador tiene una importancia crucial, incluso más que el reforzador en sí mismo algunas ocasiones.

Al inicio de la sesión debemos ofrecer un reforzador pensado por nosotras, con sus materiales, historia, etc. e iniciarlo para ver si podemos contratarlo, las ya consabidas recomendaciones de presentarlo de forma motivadora (sorpresa, investigación, buscar parte del reforzador) y buena gestión (dosificarlo de manera que no se agote pero le enganche, por eso las pompas son la imagen de este post, porque sonun gran reforzador pero muy complejo de contratar…) son fundamentales. Algunas ideas concretas: 

  • si lleváis experimentos, que la receta esté escrita y se la podáis entregar en un sobrecito, dándole bombo: mira! Es una carta de un científico que me ha escrito para ver si podemos comprobar su experimento!
  • Si se trata de un juego de pistas: entregarle la primera nada más llegar, para que quiera continuar
  • Si es un juego con muñecos iniciar la historia por escrito o con imágenes para dejarlo con la intriga, etc

Una vez presentado, el siguiente paso es valorar si es realmente efectivo:

  • lo pide verbalmente
  • sonríe, está contento
  • empieza a trabajar cuando lo llamamos
  • no hay escapes,
  • quiere continuar

Y llegados a este punto sólo nos queda presentarle la tarea, dejarle claro que debe hacer para conseguirlo; y una vez conseguido… disfrutarlo mucho!

Deja un comentario

Tu mensaje*

Nombre*
Email*
Web(URL)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.